martes, 3 de junio de 2008

Ecos del Festival

Ya pasados algunos dias de lo que fue el 10 Festival ha quedado la sensación de la necesidad de hacer el 11Festival con una mayor presencia de la narrativa nacional. La justa critica de excluir a todas la expresiones locales nos hace reflexionar en torno a que esta participación podra dar definitivamente la posiblidad de que el movimiento despegue en Chile.

Agradecemos la participación de los invitados del 2008, de la cordialidad en el relato de Paula Jofré, una chilena, que reside hace muchos años en España y cuyas cartas del tarot se entremezclaron con infinitas historias; de la ingeniudad de los relatos infantiles, adaptados para los "grandes chicos" de Edurne Rankin, una justa representante del País Vasco; de la maravillosa construcción de entornos por parte del Cristian Rueda, ese colombiano que siempre evocó a su tierra santandereana; del sentimiento puesto por nuestro genio local, Juan Guerrero; y la risa espontanea producida por una verdadera revelación en este Festival, Cristian Palacios, un chileno trotamundo, quien nos demostró que sus muñecos tambien pueden contar historias como el mejor de los cuentacuentos.

Gracias narradores del Mundo, gracias palabra hablada, nos vemos en el 2009 !!!

3 comentarios:

Juan Guerrero dijo...

¡Y que ECOS!... Parto por agradecer la mención con la que me distinguen , lo que no me queda claro es si la acepción de "Genio", será por lo mal genio, o por eso de que basta que alguien acaricie mi anfora para que me aparezca en medio de una nube de humo...(nada raro en Santiago pues quien quiera que se aparezca por aqui, lo hará en medio de una nube de SMOG).

Sólo puedo agradecer a todos quienes han participado, pues pese a la brevedad de los encuentros con la mayoría, he tenido en esta mi 2da participación en un encuentro de narración, (el primero fue en Perú) la muy grata oportunidad de conocerles y junto con ello, sentir las ganas de seguir en esta huella.
Mis especiales agradecimientos a Cristian Rueda, con quien mas me toco compartir y me adhiero a su propuesta de recuperar las instancias de dictar talleres durante la realización del encuentro.
Me suscribo desde ya para participar en el 11º encuentro, claro que desde la perspectiva de colaborar en la producción con el fin de hacerlo crecer y llevarlo a mas gente.
Bueno como de costumbre me acaparo las palabras, un abrazo a todos, gracias a "La Casa en el Aire", por llevarnos a volar en su ya permanente surcar los aires del contar.
Juan Guerrero

Teatro de Títeres Correquetepillo dijo...

A veces la palabra escrita es más lenta que la hablada...tal vez por eso me demoré tanto en responder a esta invitación para comentar el X Festival de cuenteros y cuenteras.

Lo cierto es que me llena de alegría haber podido participar de este encuentro, ya que no sólo fue mi "primera vez", sino que además fue mi debut titiritero en Santiago.

Este amado oficio lo aprendí caminando América y probar en mi ciudad con ellos, sacarlos de la maleta y decirles.."está es la Alameda poh", fue bien mágico.

Muchas gracias a Hugo y la "Casa en el Aire"...un saludo especial para las y los cuenter@s por su buena energía. Bien nervioso que yo estaba de hacer que mis hijos muñecos contaran historias ante especialistas del relato.

Gracias por la paciencia, por las risas que me sacaron con sus invenciones ante el público y ojalá por una amistad que, aunque no sea de verse siempre, quede latente pa cuando nos volvamos a encontrar...un abrazo y bendiciones, en el sentido menos religioso posible.
Palacete

BELKLER dijo...

Quiero que me perdonen por la demora en responder, gracias por la invitación, por su palabra, por sus cuentos, he aprendido de cada uno de los narradores que estuvieron compartiendo escenarios con migo, a Juan Guerrero con quien discutimos durante mucho tiempo y entre palabras también solucionamos todos los conflictos de la humanidad, a Edurne por su infancia viva y sonrisa ideal, a Cristian Palacios por su genialidad y todos sus personajes; y a todos los que estaban alrededor de estos escenarios, A Hugo por su invitación y su trabajo y empeño en esta noble labor, a la Señora Lucy por acogerme en su hogar, lugar donde disfrute de mi corta estadía en Santiago, a “La Casa en el Aire” y todos los que allí laboran. Espero encontrarlos de nuevo, en otro escenario, en otra ciudad.
Y como buen santandereano mano, si alguna vez pasas por mi ciudad no dudes en buscarme tendrás un lugar para quedarte. En Santander se canta una “Guabina” que dice:
“Si pasas por San Gil, amigo mío,
Por las bravas tierras de Santander,
Ahí tu paso al detener…”
“Y el que pisa tierra santandereana es santandereano”.